CHAFARINAS

Fisura-dental

Fisura dental: Síntomas y cómo tratar un diente fisurado

La fisura dental es uno de los principales motivos por los que visitamos al dentista en los últimos años.

Es un problema dental bastante doloroso y molesto que, además, puede acarrear problemas más serios en tu salud bucodental.

¿Qué es la fisura dental?

La fisura dental se caracteriza por unas pequeñas grietas que aparecen en el esmalte de los dientes y que resultan imperceptibles a simple vista.

Es habitual que aparezcan en dientes que no han sufrido caries. En concreto en los molares, en el primer molar inferior y premolares. La franja de edad en la que se suele dar es entre los 30 y 50 años principalmente.

Este problema puede llevar al desarrollo de otros, desde más leves a más graves, como el aumento de sensibilidad dental o infecciones por la pérdida de dientes.

¿Cómo se producen las fisuras dentales?

Existen diferentes causas por las que un diente puede sufrir una fisura:

  • Masticación de alimentos duros o demasiado fríos como el hielo, turrones duros, caramelos, cáscaras de nuez, etc.
  • Cambios de temperatura demasiado bruscos.
  • Bruxismo.
  • Lesiones o golpes en la boca.
  • Caídas.
  • Hábitos inadecuados dentales.
  • Periodontitis.
  • Defectos congénitos.

Síntomas de la fisura dental

Los síntomas de la fisura dental pueden variar según la profundidad, tamaño y nivel de gravedad. También es muy importante tener en cuenta el tiempo hasta que se diagnostica. Destacamos los siguientes síntomas:

  • Dolor al ingerir bebidas o comidas frías, en contrate con la toma de bebidas calientes donde no existe molestia alguna.
  • Dolor al masticar.
  • Dolor de mandíbula.
  • Hipersensibilidad dental.
  • Sensación de calambre.
  • Dolor en las encías o inflamación de estas.

Tipos de fisuras dentales

Las fisuras dentales pueden clasificarse de diversas formas. En función de la cantidad de tejido lesionado, puede afectar solo a la corona del diente, a la raíz o ambas partes. En este último caso podría provocar la aparición de gingivitis y otros padecimientos. La forma de la fisura puede ser vertical, oblicua u horizontal.

En base a esto podemos distinguir dos tipos de fisuras:

  1. Fisuras dentales superficiales: Son aquellas en las que las rayas o líneas en los dientes solo afectan al esmalte y no son demasiado graves ni provocan dolor. Es importante valorar la importancia de realizar un sellado para evitar que las bacterias entren a través de la cavidad oral.
  2. Fisuras dentales profundas: Puedes sufrir un dolor intenso ya que afectan más allá del esmalte. En el peor de los casos podría ser necesario realizar una extracción dental o una endodoncia si la fisura llega hasta la encía.

Tratamiento para una fisura dental

Es necesario tener un control y realizarte revisiones odontológicas periódicamente ya que prolongar los tiempos en una fisura dental puede acarrear consecuencias graves para tu dentadura.

Si la fisura no es profunda y solo ha afectado al esmalte del diente, bastará con realizar un relleno, sellador o fijación. Se trata de una medida preventiva muy eficaz que consiste en tapar los surcos, hoyos, puntos y fisuras de los dientes con una resina que evita que aparezcan caries en esas zonas de máximo riesgo. Es especialmente útil en niños y jóvenes.

En los casos en los que la fisura sea más profunda, recomendamos realizar una reconstrucción estética utilizando resinas o carillas dentales.

Y en los casos más graves, puede ser necesaria una cirugía para proceder a la extracción del diente afectado.

Cuando las fisuras dentales son leves, son difíciles de detectar porque no presentan síntomas. Por ello, un diagnóstico precoz puede ayudarnos a tratarlas a tiempo. Así que en Chafarinas te recomendamos no dejar pasar tus revisiones periódicas.

¿Se puede prevenir una fisura dental?

Prevenir la aparición de las fisuras dentales es posible, aunque puede resultar complicado cuando se producen por masticar productos demasiado duros o por haber sufrido algún impacto.

Te recomendamos tomar las siguientes medidas para evitarla:

  • Utiliza protectores bucales cuando realices deportes de contacto, como el boxeo o el balonmano, entre otros.
  • Evita morder productos duros.
  • No abras embalajes con los dientes.
  • No aprietes los dientes ni rechines.
  • Mantén una higiene dental adecuada.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura en tu boca.
  • Utiliza por la noche una férula de descarga si padeces bruxismo.
  • Acude a revisión dental al menos una vez al año.

En todo caso y como siempre te recordamos, ante cualquier duda no dudes en contactar con cualquiera de nuestras Clínicas Dentales. Pide tu cita y te realizaremos una exploración dental completa para detectar de forma precoz cualquier problema.

Comparte:

Post Relacionados